Nuestro pensamiento

EL DESAFÍO ACTUAL DE LA MEJORA CONTINUA ES INTEGRARSE A LAS RUTINAS DIARIAS Y GENERAR UNA NUEVA FORMA DE TRABAJO MAS EFECTIVA Y CON MEJOR CALIDAD DE VIDA PARA LOS MIEMBROS DE LA ORGANIZACIÓN

viernes, 4 de octubre de 2013

"El Remero", una metáfora sobre la vida relacionada con la mejora continua

Autor: Hernán Formento; Dic. 2006

Dirigir comentarios a: hernan.formento@hotmail.com

Choca la pala en el agua, se estrella, se sumerge.
En el otro extremo, el hombre hecho bolita, con sus brazos extendidos sostiene la punta de la palanca. Es un instante sutil, es la inspiración profunda, es el segundo antes de la palada. Cierra los ojos.
El cuerpo entero se estira, y los brazos vuelven al pecho. Es momento de expirar y volver a la posición inicial.
Ya el hombre siente el viento en sus orejas, suspirando secretos del lugar a donde va. Ya el remero ve la estela en el agua que pasa, distingue el tajo efímero que su bote le propone al rio, y que se deshace inmediatamente en la infinita uniformidad.
Avanza.
Palada tras palada deja en esfuerzo mas de lo que gana en distancia, y se esmera aún más, porque el único sentido que existe, el único fin posible y la única forma de seguir, es remar.
Nunca lo freno el viento o la lluvia, ni cualquiera de las circunstancias en las que le ha tocado remar.
Algunas veces su bote encallaba en bancos de arena, otras, la corriente en contra fue tan eficaz como su esmero. Le toco remar solo, un par de veces con timonel y otras tantas con un solo remo y algún compañero a su lado.
Paso por rios estrechos, se vió también solo en amplios mares, desconcertado en el rumbo….. Pudo atravesar tempestades y también mansos lagos.
Siempre la vista atrás, y la atención en el destino. A veces cierto, aveces no.
Mucho peor que las inclemencias del tiempo, fueron las veces que tuvo ganas de soltar los remos y abandonarse a la corriente. Las veces que quiso saltar al agua y dejar por siempre el bote y las ansisas de ir a algun lugar.
Lo importante, es remar. Lo importante, es seguir, y dejar todo en la regata; poque el fin, es el camino mismo y la meta, es continuar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario